En el futuro las empresas líderes serán aquellas que consigan desarrollar las habilidades y competencias de sus integrantes, motivándoles a aprender, innovar y desarrollarse en el campo personal y profesional. El coaching ofrece herramientas que facilitan este objetivo.